CHILE SE BAJÓ DEL SUDAMERICANO DE CANOTAJE DE URUGUAY

CHILE SE BAJÓ DEL SUDAMERICANO DE CANOTAJE DE URUGUAY

*Aparición de la variante ÓMICRON en países del Sur genera alto riesgo de contagio, por lo cual se decidió privilegiar la salud de los deportistas nacionales y no concurrir al torneo.

El directorio de la Federación chilena de canotaje determinó no participar del Campeonato Sudamericano de Canotaje de Velocidad, con sede en Uruguay.

La competencia está programada entre el 16 y 19 de diciembre, en Lagos de Calcagno.

De acuerdo a lo informado por su presidente Álvaro Torres Raguileo, existen una serie de puntos críticos de la actividad, vale decir, variables externas y escenario sanitario adverso, que podrían impactar sobre la delegación nacional en su viaje a Montevideo.

Se efectuaron gestiones y consultas a las autoridades orientales, respecto a una eventual emergencia sanitaria que pudiere ocurrir, no teniendo la certeza de contar con el apoyo en caso de producirse, por contagio, donde quedan aislados y con toda la delegación comprometida.

Lo anterior, pone en riesgo la salud y el traslado de los deportistas.

Varios son maulinos, explicó la Seremi del Deporte, Alejandra Ramos Sánchez se iba a concurrir con Fabiola Zamorano, Vicente Díaz, Fernanda Iracheta, Goviana Reyes, Belén Muñoz, Benjamín Fuentes, Francisca Medina y Gaspar Díaz, entre otros. Nuestros canoístas maulinos estaban preparados para el viaje, cuando fueron informados desde la Federación que se ha desistido de participar, en especial por el riesgo de contraer la nueva variante Ómicron que está circulando en Argentina, Uruguay y Chile. Se entiende que es una dolorosa decisión, pero se está privilegiando la salud de todos”, sostuvo la autoridad del deporte regional.

Se fundamentó también, que la nueva variante Ómicron no tiene cobertura por las vacunas actuales contra el Covid-19.

Lo anterior, constituye un alto riesgo para la humanidad, a lo que se suma el cierre de fronteras que se ha experimentado en varios países.

Para la campeona nacional de velocidad, Fabiola Zamorano Pavez lamentar lo sucedido. Se perdió todo el trabajo que veníamos realizando, pero se entiende. Este año no hay más torneos”, dijo.

La delegación chilena de canotaje, estaba conformada por 52 personas, con una duración de 30 horas de viaje (por tierra).

Existía incertidumbre en el cumplimiento de horas de antelación para la PCR de ingreso a Uruguay, sumado al alto costo psicológico y financiero que implicaba la posibilidad de que se produjera un contagio por contacto estrecho.

Del mismo modo y por protocolo de cuarentena de cinco días, una persona contagiada habría expuesto a toda su familia.

Fuente: vitrinadeportiva.cl

Angel Guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.