Kawhi, operado del ligamento cruzado y sin fecha de regreso

Kawhi, operado del ligamento cruzado y sin fecha de regreso

La estrella de los Clippers, con su futuro por decidir, pasa por el quirófano para reparar una rotura parcial. Su disponibilidad para el próximo curso, en el aire.

Duro golpe para Los Angeles Clippers, para la NBA y, sobre todo, para Kawhi Leonard. Tal y como ha anunciado la franquicia angelina, el alero ha sido operado, de forma satisfactoria, de una rotura parcial en su ligamento cruzado anterior. Sin fecha oficial para su posible regreso, la recuperación podría extenderse desde los 6 meses hasta el año completo, tal y como se deduce de intervenciones anteriores. La lesión se remonta al cuarto partido entre Clippers y Utah Jazz (14 de junio), de las semifinales de la Conferencia Oeste. Hasta el momento, no se había facilitado ninguna información sobre el estado físico del jugador. Oficialmente, sólo se llegó a anunciar que sufría un “esguince de rodilla”, sin más detalles. Tras el mismo partido, sin embargo, las sospechas empezaron a crecer. “Está bien, siguiente pregunta”, respondió, de forma críptica, el propio jugador en rueda de prensa. Tras ello, la estrella pasó a ser duda para el resto de playoffs, siendo descartado finalmente. Un mes después, se conoce la gravedad de su lesión.

El percance se produce en unas circunstancias muy particulares. Próximamente, Kawhi deberá aceptar o rechazar una player option de 36 millones de dólares. De denegarla, entraría en la agencia libre. “Obviamente, si estoy sano, la mejor decisión será rechazar la opción de jugador”, aseguró el jugador en diciembre. Pase lo que pase, su futuro, sin embargo, puede seguir ligado a los Clippers, pudiendo negociar un nuevo contrato. Y, sea cual sea la decisión, además, la tomará en medio de multitud de rumores. Hace apenas dos semanas, se filtraba cierto descontento desde su entorno por la forma en que el servicio médico de la franquicia había tratado la lesión.

Mucha incertidumbre, tanto para el equipo como para el jugador, que, en el peor de los casos, podría perderse, prácticamente, la totalidad de la próxima temporada. Kevin Pelton, periodista de la ESPN, recoge varios casos de jugadores que, a lo largo de su trayectoria, se han visto obligados a someterse a la misma cirugía que Kawhi. Los ejemplos más cercanos se encuentran en Thomas Bryant, de Washington Wizards, y en Spencer Dinwiddie, de Brooklyn Nets. Desde el momento de su lesión, en el presente curso, ninguno de los dos volvió a disputar ningún partido; acumulando, en total, 10 el primero y 3 el segundo. En el caso de Dinwiddie, sin embargo, se especuló con su regreso para unas hipotéticas Finales de los Nets, reduciendo su tiempo de recuperación a menos de seis meses. Ese podría ser el mejor escenario para Leonard, que regresaría a las pistas cerca del punto medio del próximo curso.

El peor le llevaría a retrasar su vuelta hasta los playoffs. Sucedería si siguiera los plazos de, por ejemplo, Vitaly Potapenko o Rajon Rondo. Ambos, como jugadores de Boston Celtics, sufrieron la misma lesión que Kawhi. En el caso del primero, en 2002, se lesionaba en abril y, tras pasar por quirófano un mes después (como Leonard), no volvía hasta diciembre. En el caso del segundo, el tiempo de baja se extendió a, prácticamente, un año completo. Caso similar al de Tony Wroten, de Philadelphia 76ers, en 2015.

La situación, sin embargo, no tiene por qué tener un gran impacto en la decisión contractual de Kawhi (aunque puede tenerlo). Kevin Durant es ejemplo de ello: en 2019, firmó su actual vinculación con los Nets a sabiendas de que se perdería la temporada de forma completa. Salir a la agencia libre, pues, sigue siendo una opción real para Leonard, ya sea para volver a firmar con los Clippers o para formar parte de un nuevo proyecto. Según Bobby Marks (ESPN), la primera opción sería la más razonable, pudiendo alcanzar los 176,2 millones de dólares en cuatro años. Los Clippers, sin embargo, convenzan o no a su jugador franquicia, deberán planificar su próxima temporada situándose en el peor escenario posible: no poder contar con sus servicios durante todo el curso. Con Paul George renovado antes del inicio de la presente campaña (226 millones por cinco años), está en el aire la continuidad de Reggie Jackson y Nicolas Batum (agentes libres). Decisiones que la franquicia deberá tomar y compaginar con la nueva situación, aún más dura si se tiene en cuenta su reciente postemporada, mucho más ilusionante que la anterior.

Fuente: as.com

Angel Guerrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.